Artículos

carne

PIENSA VERDE: comer menos carne

Nadie tiene derecho a decirte qué comer, esa elección es algo muy personal; pero tu dieta afecta al medio ambiente. Probablemente no sepas los recursos que se necesitan para que, por ejemplo, llegue un filete a tu plato. La abundancia de comida nos hace afortunados, quizás es el momento de intentar conservar los recursos naturales que la proporcionan.

Lo que debemos saber

Según Diet for a New America, si los norteamericanos redujeran su ingestión de carne tan solo el 10%, el ahorro en cereales y soya podría alimentar a 60 millones de personas; precisamente el número de personas que mueren de hambre en el mundo cada año.

– Para producir un kilogramo de carne se necesita 16 kilogramos de cereales y soya, 20000 litros de agua y la enegía equivalente a 8,3 litros de gasolina.

– La producción de ganado demanda mas de la mitad del agua consumida por todos los motivos del mundo.

– Un hecho sorprendente, pero real, es que el ganado conribuyeal efecto invernadero. Por ejemplo, 1,3 mil millones de vacas producen anualmente 90 millones de toneladas de metano, gas responsable en parte del efecto invernadero.

– A causa de la producción ganadera, en brasil se han eliminado 89 millones de hectáreas de selva (una zona del tamaño de Austría) y la mitad de las selvas de América central.

– La tercera parte de la superficie de Norteámerica se dedica a pastos. La mitad de la tierra agrícola se dedica al cultivo de alimentos para el ganado.

– El cultivo de cereales hortalizas y frutas consume menos del 5% de materias primas que la producción de carne.

– En términos globales los ciudadanos consumen un 25% más calorías y el doble de proteínas que el organismo necesita.

Lo que podemos hacer

– Lo más sencillo, incluso si eres muy aficionado a la carne, es reducir la cantidad que consumes.

– Experimentar comidas vegetarianas de vez en cuando. Hay muchos libros de cocina publicados con recetas deliciosas.

– ¿Se te ha ocurrido cultivar tus propias verduras y frutas? Cuidar un huerto es un pasatiempo enriquecedor. Te sorprenderás de la cantidad de alimento que puede producir un huerto pequeño. En las ciudades se pueden cultivar cereales, verduras y frutas.

– Tratar de comprar en bioferias, mercados y puestos de agricultores. Los productos cultivados localmente, en general son más frescos y tienen menos o nada de los residuos de plaguicidas que los productos enviados desde lejos.

Como has podido apreciar, solo siendo un poco responsables con nuestros hábitos, podemos cuidar a nuestra madre tierra y evitar la extinción de sus recursos.





Ver más artículos